ENTRE BOTIJOS Y REDORES

Cuando yo nací... botijos y redores eran elementos imprescindibles en la viña.

JEREZ, DEL AYER AL FUTURO
Lunwerg Editores.

Si algo caracteriza al campo es el calor que se sufre durante los meses de verano. La vendimia en el marco de Jerez habitualmente comienza cuando aquel se encuentra en sus últimas semanas por lo que cortadores y porteadores se enfrentan a muy altas temperaturas bajo el sol intenso.


Tradicionalmente el botijo los ha acompañado a lo largo del tiempo convirtiéndose en el mejor refrigerio refugiado bajo la sombra de las vides.

Pobres botijos, con lo que han sido... llegan esas espantosas garrafas de plástico recubiertas de espuma de poliuretano y ya nadie se acuerda de ellos.





Otro de los elementos tradicionales que no faltaban en la viña eran los redores. Las bodegas se apresuran a realizar el corte cuando la uva alcanza su nivel optimo de alcohol, el lagar espera la rápida llegada de los camiones para su conversión en mosto.

0532.- Jerez de la Frontera
Vendimia jerezana - Soleando la uva
Ediciones A.G.M.
Sin embargo, cuando se trata de variedades destinadas a la elaboración de vino dulce, las prisas no son recomendables. Estas variedades requieren que la uva se solee durante varios días y descansen bajo plásticos durante la noche (que el relente es muy malo).

El redor tradicional, circular con asas, era la herramienta imprescindible para esa tarea y, al igual que el botijo, también ha sido llevado al "campo de lo antiguo", actualmente la uva se solea sobre largas alfombras de esparto.


No hay comentarios: