COCHEROS VERSUS TAXISTAS


Cuando yo nací... coches de caballos y taxis se disputaban al pasajero que bajaba del tren.

9010.- Jerez de la Frontera - Estación de Ferrocarril
Ediciones A.G.M.

Nuestra estación de trenes fue testigo de una curiosa imagen ya perdida, coches de caballos compitiendo por conseguir pasajeros con los modernos y rápidos taxis. La modernidad evidentemente venció a lo tradicional , aunque aún puede uno darse un paseo por las calles de Jerez montado en alguno de los escasos coches de caballos que todavía quedan, pero eso sí, a precio de turista.





2021.- Jerez de la Frontera - Estación de Ferrocarril
Ediciones Arribas - Zaragoza


Para todo aquel jerezano que habitualmente no usa el tren, la estación es una gran desconocida. Merece la pena acercarse y no pasar de largo, dedicar un momento a mirar detenidamente los azulejos que adornan tanto el exterior como el andén de la estación y contemplar su espléndida estructura metálica. 



      ¡¡¡PASAJEROS AL TREN!!!





LARGA Y ADOQUINADA

Cuando yo nací... la calle Larga estaba adoquinada.


2.- JEREZ DE LA FRONTERA
Calles José Antonio Primo de Rivera y Santa María
ED. García Garrabella y Cia. 


Adoquines sobre los que circulaban multitud de vehículos en dirección a la plaza del Arenal. Autobuses, coches, motos... todo ese ajetreo acabó al comienzo del nuevo milenio gracias a un utópico proyecto, Jerez Centro Comercial Abierto, los jerezanos podrían pasear entre naranjos e ir de compras con una gran oferta comercial.






530. JEREZ DE LA FRONTERA
Calle Larga
Ediciones A.G.M.



Con el paso de los años, las grandes superficies y áreas comerciales casi han acabado con el comercio de la peatonal calle Larga y adyacentes, quedando los bares y el tapeo como principal excusa para pasear por la principal calle de nuestra ciudad.









EL PALACIO PERDIDO

Cuando yo nací... un palacio se alzaba en el Mamelón.

El palacio del marqués del Salobral se encontraba hasta hace unas décadas en el mismo lugar donde actualmente se encuentra el monumento ecuestre y gran parte del lago y los jardines que lo rodean.

Su torre mirador orientada hacia la Alameda Cristina quedaba enmarcada entre palmeras y conformaba un precioso conjunto con su vecino, el palacio Domecq.

ALAMEDA DEL MARQUÉS DE CASA DOMECQ
5.- JEREZ DE LA FRONTERA
ED. GARCIA GARRABELLA Y Cia.